Social Media

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterCheck Our Feed

Una Guía Para El Sistema Chakra: Entendiendo El Segundo Chakra

El sistema del segundo chakra se compone de siete puntos de energía interna en todo el cuerpo. Comprender y conectarse con sus chakras puede ayudarlo a profundizar su espiritualidad y a animar a una relación más profunda con el yo.

Exploremos la relación del segundo chakra con nuestra espiritualidad y algunas formas en que podemos trabajar para lograr un segundo chakra sacra más equilibrado.

Nota: este artículo está escrito de acuerdo con los principios de la metafísica. 

¿QUÉ ES EL SEGUNDO CHAKRA?

Sacral chakra

Se dice que el segundo chakra es el punto de energía más conectado con nuestro sentido del placer, creatividad y euforia. En sánscrito, del segundo chakra se conoce como “Svadhishthana”, que se puede interpretar como el “lugar propio” de un individuo. Esta definición se refiere a la importancia del segundo chakra para nuestra autoidentidad como también para nuestra conexión con los demás.

El segundo chakra está concebido como un círculo naranja vibrante con seis pétalos y está estrechamente relacionado con la calidez y la espiritualidad. De acuerdo con los mapas metafísicos del sistema de chakra, el segundo chakra es el segundo en el sistema de chakra, ubicado arriba del chakra raíz.

Svadhishthana es relativo al área lumbar inferior de la espalda o al estómago inferior, y puede extenderse a los órganos sexuales, conectando el segundo chakra con la intimidad y la expresión sexual.

Además de desempeñar un papel en nuestras expresiones de sexualidad, el segundo chakra está asociado con las relaciones: platónicas o íntimas, la expresión creativa, la espiritualidad y la identidad. Si está disfrutando una comida excepcional, tocando un tejido muy suave o experimentando una vista impresionante, su segundo chakra también puede activarse durante estas actividades placenteras.

Para mayor contexto, el sistema de chakra se refiere a los siguientes puntos de energía y colores asociados:

  • Rojo – Chakra Raíz o Chakra Muladhara.
  • Naranja – Segundo Chakra  o chakra Svadhisthana.
  • Amarillo – Segundo Chakra o Chakra de Manipura.
  • Verde – Chakra del Corazón o Chakra Anahata.
  • Azul – Quinto Chakra o Chakra Vishuddha
  • Añil – Chakra del Segundo ojo o Chakra de Anja.
  • Violeta – Séptimo Chakra o Chakra Sahaswara.

Las personas que mantienen un segundo chakra equilibrado pueden ser descritos como independientes, conscientes de sí mismos, confiados y relacionables. La seguridad en sí mismo y la confianza nos ayudan a establecer relaciones significativas que pueden tener un impacto positivo en la forma en que interactuamos con el resto del mundo y con nosotros mismos. Estos atributos se reflejan en un segundo chakra sano.

Estrechamente asociada con el concepto de chakras, está la teoría metafísica de las auras. Las chakras y las auras están conectadas a la energía espiritual, pero es importante tener en cuenta que las chakras están asociadas con la energía interna, mientras que las auras están asociadas con la producción de energía del cuerpo o el campo de energía.

PROBLEMAS DEL SEGUNDO CHAKRA

Sacral chakra

Al igual que con cualquiera de nuestras siete chakras, el equilibrio del segundo chakra puede ser desestabilizado y afectar negativamente a otras energías internas. Practicar la sanación del segundo chakra puede ayudarle a abordar la desconexión y el desequilibrio en su sistema de chakra.

CARACTERÍSTICAS DEL SEGUNDO CHAKRA BLOQUEADO O DESEQUILIBRADO

El estrés de la vida puede causar un impacto en nuestras chakras y manifestarse de manera diferente en diferentes individuos. Dado que el segundo chakra a menudo está relacionado con nuestro sentido de la sexualidad y conexión con los demás, un segundo chakra bloqueado o desequilibrado se asocia comúnmente con:

  • La falta de confianza en uno mismo.
  • Expresión desequilibrada de intimidad.
  • Incapacidad para alejarse de energías negativas.

Tenga en cuenta que estas características son específicas del individuo, por lo que a veces las personas con un segundo chakra hiperactivo pueden experimentar características espirituales contrarrestantes.

SANACION DE SEGUNDO CHAKRA

Hay muchas maneras en que las personas espirituales pueden abordar un segundo chakra desequilibrado. Determinar qué funciona mejor para usted puede significar probar una combinación de actividades o seguir una práctica durante un período prolongado de tiempo. La energía de cada persona funciona de manera diferente, así que considere experimentar un poco con la sanación del segundo chakra para ver qué funciona para usted.

EXPLORE SU LADO CREATIVO

Sacral chakra

Si ha estado luchando con un bloqueo creativo, usted podrá necesitar explorar su lado creativo con nuevos medios para activar su energía creativa.

Ya sea que regrese a proyectos sin terminar, o intente algo nuevo, aquí se detallan algunas actividades creativas que pueden ayudarlo a activar su lado creativo y equilibrar su segundo chakra:

  • Vaya a un lugar nuevo y dibuje lo que vea.
  • Pruebe la cerámica y regale su pieza a un ser querido.
  • Aprenda una nueva habilidad creativa siguiendo un tutorial en video.
  • Cree una pieza de joyería utilizando sus materiales favoritos como un recordatorio para expresar su energía creativa.

PRÁCTICA DE POSITIVIDAD DEL CUERPO

Practicar afirmaciones positivas sobre su cuerpo puede ayudar a algunos a lograr un mayor sentido de confianza y valor, y podría afectar la forma en que se conecta íntimamente con los demás. Pruebe estas técnicas positivas del cuerpo para trabajar hacia un chakra más equilibrado y un mejor sentido de sí mismo:

  • Concéntrese en la “salud” de su cuerpo en lugar de la apariencia.
  • Mantenga una lista de las diez cosas que ama de usted mismo y recuérdese de ellas semanalmente o diariamente.
  • Rodéese de otros que promueven el amor propio.
  • Explore su lado romántico

Nuestro segundo chakra se asocia comúnmente con la expresión íntima. Podemos considerar la práctica de la sanación del segundo chakra como una forma de promover una vida romántica más satisfactoria. Ya sea que tenga un compañero/a o no, explorar diferentes formas de placer o dedicarse a fantasías inexploradas con su pareja, puede darle una nueva sensación de aventura y realinear su segundo chakra.

PRÁCTICA DE POSES DE YOGA DEL SEGUNDO CHAKRA

Sacral chakra

Practicar posturas de yoga específicas puede ayudar a abrir el segundo chakra y realinear sus chakras. Pruebe estas posturas de yoga de chakra sacra para encender la energía de tu chakra sacra.

ALIMENTOS QUE FOMENTAN UN SEGUNDO CHAKRA EQUILIBRADO

Sacral chakra

Honrar nuestro cuerpo con alimentos saludables es una de las formas en que podemos trabajar para lograr la armonía del chakra. Algunos alimentos curativos del chakra que pueden promover el equilibrio del segundo chakra en particular son:

  • Raíz de jengibre
  • Te de jengibre
  • Alimentos anaranjados como zanahorias, pimientos anaranjados y camotes
  • Nueces y semillas

¿A QUE SE PARECE UN SEGUNDO CHAKRA EQUILIBRADO?

Cada persona expresa su energía de chakra de manera diferente, por lo que los conceptos de “equilibrio” y “desequilibrio” son términos relativos. Por ejemplo, algunos individuos expresan su energía sexual muy abiertamente, mientras que otros no lo hacen. Esto no significa necesariamente que una persona tenga un segundo chakra más saludable que la otra. Sin embargo, practicar la sanación de chakra puede traer beneficios para ambos extremos del espectro y podría ayudar a equilibrar la energía de su sistema de chakra.

Algunas características de un segundo chakra equilibrado pueden ser:

  • Capacidad de “sintonizarse” con personas y situaciones y responder de forma lógica.
  • Mantener una sana intimidad con uno mismo y con los demás.
  • La seguridad en sí mismo.
  • Satisfacción con la expresión creativa.
  • Satisfacción
  • Un sentido de poder de confianza en sí mismo y capacidad

La práctica de la sanación del segundo chakra puede ayudar a las personas a alcanzar un mayor sentido de espiritualidad y, lo que es más importante, experimentar una conexión profunda con su ser más íntimo.